Ejemplos del efecto Long Tail o Larga Cola

By | marzo 24, 2013

El long tail en el mundo real


Un ejemplo real de este fenómeno es Netflix. Según un artículo publicado en Wired, una tienda típica de Blockbuster, que para los que no lo sepan es una cadena de videoclubs, tiene alrededor de 3.000 películas en stock.  Netflix, que se dedica al mismo tipo de negocio pero online, es decir sin ningún tipo de tienda física, cuenta con más de 40.000. Si aplicáramos la famosa regla del 80-20, sólo alrededor de 600 títulos representan el 80% de las ventas de Blockbuster. 

Si examinamos los datos de ventas de los 3.000 títulos de Blockbuster observamos que de la gran mayoría solo se vende/alquila uno o dos al mes de estos títulos. Pero ¿qué pasa con el título 3001? Para Blockbuster no hay ningún número 3001, ni existen números 3002 .

 Si pensamos en una cola de 40.000 películas, para blockbuster, veríamos que la gran mayoría de esos títulos solo se alquilarían una vez al mes. Blockbuster, no tiene más de 3.000 artículos de forma física en sus tiendas, y de esos probablemente solo el 20% le retorna un buen beneficio. Pero en caso de Netfilx, que tiene 40.000 artículos, de los cuales, títulos famosos o exitosos solo tendrá unos 2.000 o 3.000, al no tener problemas de espacio ya que no tiene tiendas físicas, puede alquilar todos esos títulos poco exitosos al menos una vez.  Finalmente, la suma de todos los artículos perdedores o poco famosos resulta que es el gran negocio de Netflix, ya que la suma supera ampliamente la del head o los productos número 1 o grupo A.

El motor económico detrás de la Web 2.0


Cuando un cambio económico como este se lleva a cabo siempre habrá oportunidades en el mercado. Es por eso que los capitalistas de riesgo y los actuales grandes nombres de Internet como Google, Yahoo y Microsoft están tan interesados en invertir y comprar a tantos startups que nacen en la red 2.0. Pero este cambio no es sólo acerca de la venta de productos de consumo como los libros y CDs. Información y contenido en sí es una mercancía caliente. Sobre todo porque Google ha descubierto una forma efectiva de monetizar el contenido a través de AdWords y AdSense. De hecho, para cualquier industria donde la distribución se puede ampliar con el uso de Internet, aplicar la Larga Cola o Long Tail le puede resultar un negocio muy lucrativo, ya que puede dar una vuelta al mercado. Ya es una realidad en la música, películas y libros, y que empieza a sentirse en la industria de las noticias y la edición con el auge de la blogosfera, y ahora en el desarrollo de software también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *